La estética de cabaret, café-teatro y “vodeville” es utilizada como estereotipo de entretenimiento. No obstante, el típico espectáculo de entretenimiento no se acaba de materializar, Lucy, la protagonista, no es capaz de entretener a su público como supuestamente debería hacer. Justamente de esta incapacidad, surge algo nuevo, un mundo lleno de posibilidades de acción que van más allá de lo preestablecido, creándose una atmósfera indiscernible donde desde la precariedad se acaba desvelando cierta belleza.

LUCY LIVE

gallery/diana gadish_0055copia
gallery/diana gadish_0055copia

HANDLE WITH CARE  

Handle with care es un espectáculo que juega con elementos simples, como cajas de cartón y papeles, con la plasticidad de las formas y con atmósferas creadas a través del movimiento.

 

Con un lenguaje visual sugerente y poético, la interacción entre la actriz y el público se va desarrollando hasta compartir el protagonismo y tranformar totalmente el espacio.

 

De una manera lúdica, a través del humor, nos muestra la fragilidad del ser humano y la necesidad de cuidarnos entre nosotros.
 

gallery/foto caixa menys calitat
gallery/lc-corpo3_0056web©tristan perez-martin+la caldera (3)

RÉQUIEM DE UN PAISAJE

Atlantis2020

Réquiem de un paisaje es una propuesta escénica que toma forma a partir de una búsqueda entorno el cuerpo, el movimiento y la presencia que se inició en 2017. Esta investigación llama Atlantis + del año en cuestión. Así, el título se reactualizando cada año, poniendo de relieve el presente y el carácter procesual de la investigación.

El trabajo parte de la memoria corporal, sobre todo en relación al territorio y la muerte. Como memoria corporal se entiende no sólo la memoria personal, sino también toda la memoria heredada y la memoria compartida (colectiva). Desde el cuerpo expuesto se busca incidir sobre todo en la memoria colectiva negada, para acceder al subconsciente colectivo que ha quedado enterrado. Una memoria que conecta con la crueldad y la violencia del ser humano, y que lo hace desde el dolor y el placer, desde la destrucción y desde del anhelo primario de vida.

La puesta en escena, pensada como un paisaje que fluctuante que gradualmente va llevando al espectador hacia una mirada contemplativa, es una invitación a un espacio de recogimiento y de reflexión personal.

EN CREACIÓN